Transporte público en Sevilla

¿Cuáles son los medios de transporte público en Sevilla? Eso es lo que te explicamos en esta página, que te será de utilidad para moverte por la ciudad. Y descubrirás que las opciones son bastante numerosas, adaptadas a todo tipo de viajeros, sea cual sea tu lugar de alojamiento. Además, te damos algunas indicaciones sobre precios y abonos.

Autobús, el principal, medio de transporte público en Sevilla

Por número de líneas y paradas, el autobús urbano es el principal medio de transporte público en Sevilla. Más de 50 líneas recorren todos los barrios de la ciudad y tienen como estación de referencia a la situada en Prado de San Sebastián. Los reconocerás por su color rojo, con detalles negros y amarillos. La gestión de este servicio recae en la empresa municipal TUSSAM y algunas de las líneas son nocturnas (A1-A8).

Metro y Metrocentro, dos opciones modernas

El Metro es también una interesante opción de transporte público en Sevilla. Además, se trata de un servicio moderno y cómodo, pues inició su servicio en 2009. La principal desventaja es que, siendo tan reciente, aún tiene un alcance limitado, pues solo cuenta con una línea (aunque hay proyectadas otras tres más). Sin embargo, algunas de sus paradas son realmente céntricas, ideales si vas a hacer una ruta turística por la ciudad. En este sentido, la de Puerta de Jerez resulta ideal para acceder a cualquiera de los dos itinerarios que te proponemos en nuestra app. También es muy útil la de Prado de San Sebastián, por su correspondencia con autobús, o la de San Bernardo, por su correspondencia con Cercanías.

Tren de Cercanías, para la movilidad interurbana

Cercanías Renfe es el servicio de tren, pensado para conectar la ciudad con otras localidades del entorno. Sin embargo, se contabilizan cerca de una decena de paradas en la ciudad, así que también puede serte útil en determinados desplazamientos, sobre todo los que tienen como origen o destino la estación de Santa Justa, el epicentro de la red.

Bicicleta: pública y privada

Como ya indicábamos en la página dedicada a Rutas y tours, la bicicleta es una buena opción para moverse por la ciudad. Y además, se puede considerar un medio de transporte público en Sevilla, puesto que el Ayuntamiento lanzó hace unos años el servicio Servici, el sistema municipal de alquiler de bicicletas. Encontrarás numerosos puntos de anclaje repartidos por el centro (más de 250), con una flota total que supera las 2.500 bicicletas. La red de carriles bici está bastante extendida por la ciudad y está entre las mejores posicionadas de España en cuanto al ratio entre carriles bici y kilómetros de calzada para vehículos. Y gracias a la zona de acceso restringido para vehículos en el centro histórico, tampoco será un problema pedalear por la calzada en esta zona.

 

El abono de este servicio público de bicicleta está pensado para ser usado por los propios ciudadanos, pues implica una cuota anual que a un turista quizás no compense: alrededor de 30€, a lo que hay que sumar la tarificación por minutos. Por ello, puedes preguntar en las tiendas de alquiler de bicis que están repartidas por las zonas turísticas, como por ejemplo en el entorno del Real Alcázar o el Parque de María Luisa.

Taxi en Sevilla, una opción disponible las 24 horas

El taxi es otro interesante servicio de transporte público en Sevilla, pues está disponible las 24 horas del día. Sus paradas se sitúan en puntos estratégicos, como estaciones de tren y autobús, a la puerta de grandes hoteles o junto a monumentos de interés. Los reconocerás rápido por su indicador luminoso en el techo y el color de su carrocería: blanco, con una franja diagonal amarilla en ambas puertas traseras.

Uber y Cabify, la alternativa al taxi

Uber se ha abierto paso como servicio de taxi en Sevilla y en otras ciudades españolas, aunque no sin polémica por el conflicto con el taxi público. En cualquier caso, debes saber que este servicio está plenamente operativo en la ciudad, salvo que la normativa varíe en el futuro. Y no solo dispones de Uber como servicio con reserva por app, sino también Cabify, que es la versión española, con precios y funcionamiento similar.

El barco, una opción recreacional

Quizás te estés preguntando si el barco es una opción de transporte público en Sevilla, y la respuesta es: no, de momento. Ni el Ayuntamiento ni la Junta de Andalucía cuentan con un servicio para desplazamiento de pasajeros de manera regular, y su funcionamiento queda reducido al ámbito turístico, como te proponemos en la página sobre Qué hacer. Sin embargo, no es descartable que en el futuro se desarrolle algún sistema para la movilidad fluvial de los sevillanos, y de hecho mucho se está hablando recientemente sobre la propuesta de Metro Río, con este fin.

Precios y abonos para el transporte público en Sevilla

En la actualidad, no hay un abono unificado para todo el transporte público en Sevilla, así que te informamos de qué cubre cada billete y para qué sirve la tarjeta existente (al inicio de 2021):

 

  • Billete sencillo de autobús: 1,40€
  • Billete sencillo de Metro y Metrocentro: 1,35€
  • Billete sencillo de Cercanías (1 zona): 1,80€
  • Billete sencillo autobús del aeropuerto: 4€ (6€, ida y vuelta)
  • Tarjeta turística 1 día para autobús: 5€
  • Tarjeta turística 3 días para autobús: 10€
  • Bono de 1 día para Metro: 4,50€
  • Abono mensual Cercanías (1 zona): 34,70€
  • Tarjeta de transporte del Consorcio de Transportes de Sevilla: funciona mediante un sistema recargable y de ‘saltos’, a modo de etapas o trayectos simples. A modo orientativo, si se recargan saltos (de 5 en 5), el precio de cada trayecto de un autobús urbano se queda en 0,76€, en vez de 1,40€. Válido para autobuses urbanos e interurbanos, Metro, Metrocentro y Cercanías, aunque en este último caso no proporciona descuentos (solo sirve como método de pago).