Transporte público en Madrid

El transporte público de Madrid te permitirá moverte con autonomía sin necesidad de recurrir a tus propios medios. De hecho, es más práctico recurrir a las opciones que te damos en esta página que conducir tu propio coche por el centro, aunque siempre hay excepciones (que también te contamos). Así que toma nota y verás que no es nada difícil moverse por esta ciudad. Además, al final te damos algunos consejos sobre billetes y abonos.

Metro, la mejor opción de transporte público en Madrid

No hay duda: el Metro es la mejor opción de transporte público en Madrid. Tiene un horario amplio (de 6.00 a 1.30, en condiciones normales) y una frecuencia más que aceptable. Además,  llega a prácticamente todos los rincones de la ciudad (y de algunas localidades limítrofes), pues es uno de los más grandes del mundo, con sus 13 líneas (más las del Metro Ligero, en la zona noroeste), sus casi 300 km y sus más de 300 estaciones. 

Especial importancia tienen las líneas 1, 2, 3 y 5, pues son las más céntricas, así como la 10, que atraviesa la ciudad de norte a sur. La 8 es la que llega al aeropuerto de Barajas, así que también debes contar con ella. Y no está de más recordarte que tengas cuidado con los carteristas, pues no faltan… como en prácticamente ningún suburbano del mundo. 

Autobuses urbanos de la EMT, la alternativa en superficie

Si por cuestiones personales no te gusta el Metro, tienes la alternativa en superficie de la EMT y su red de autobuses públicos urbanos: en total, 213 líneas y 3.500 km de extensión, cubriendo incluso esos rincones de la ciudad adonde no llega el suburbano. El precio del billete es similar, así que es una cuestión de gustos, aunque de esta manera estás más expuesto a sufrir la congestión del tráfico en el centro de Madrid.

Sin duda, debes anotar las Líneas Cero, pues son gratis: dentro de la estrategia de sostenibilidad medioambiental, el Ayuntamiento de Madrid lanzó estas líneas que atraviesan la Zona Centro, catalogada de Cero Emisiones. Conectan Atocha con Moncloa y Argüelles con Puerta de Toledo, pasando por sitios emblemáticos como el Museo del Prado y la Gran Vía, dentro de nuestra ruta de los Borbones (ver en iOS y Android).

Y puede que también veas un autobús amarillo, el Bus Express del Aeropuerto, que conecta el centro con las terminales 1, 2 y 4.

Cercanías de Renfe, el tren que también pasa por el centro

La red de ferrocarril de la Comunidad de Madrid se llama Cercanías y está gestionada por Renfe, entidad estatal. Es una de las mejores opciones para los desplazamientos entre Madrid capital y las localidades de su entorno. Pero como hay muchas estaciones situadas en el centro, también puedes recurrir a este sistema para desplazamientos dentro de la ciudad. Sol, Atocha y Nuevos Ministerios son tres de las estaciones principales, cercanas a lugares que ver en Madrid, como el Reina Sofía, la Plaza Mayor o el estadio Santiago Bernabéu. Eso sí: ten en cuenta que la frecuencia es menor que la del Metro y los horarios, algo más reducidos.

CRTM, los autobuses interurbanos

Si solo te vas a desplazar por la capital, los autobuses de la CRTM no te serán útiles, pero está bien tenerlos presentes: son los de color verde, mientras que los de la EMT son de color azul. Conectan Madrid con otras localidades de interés turístico como San Lorenzo de El Escorial, Aranjuez y Alcalá de Henares. Parten de intercambiadores situados estratégicamente en el entorno de la M-30, la autopista urbana de circunvalación que rodea la ciudad.

Taxi, Uber y Cabify, la opción más cómoda

Está claro que no hay nada más cómodo que parar un taxi público o solicitar uno privado con la app de tu móvil. Es una opción más cara, claro, pero más flexible, puesto que está operativa 24 horas y en cualquier parte de la ciudad. Además, si lo usas entre tres o cuatro pasajeros a la vez, el precio por persona no será mucho mayor que un billete de Metro o autobús. En este sentido, tienes dos opciones:

  • Taxi público: blanco con raya roja. Tienen el precio regulado y cuentan con sus propias paradas en la vía pública, aunque también los puedes parar levantando la mano
  • Taxis privados: son negros, de gama alta y con una pegatina roja en la parte trasera, donde leerás VTC (Vehículo de Transporte Colectivo). En Madrid operan Uber y Cabify

Bicimad, la bicicleta del transporte público de Madrid

Bicimad es el clásico sistema de bicicleta pública, presente en otras muchas ciudades. Pero en este caso, con una novedad: son bicis eléctricas, pues la orografía de Madrid no es precisamente plana. Encontrarás sus bases repartidas por todo el centro, con un sistema de anclajes de bloqueo y desbloqueo muy fácil.

Patinetes eléctricos, entre la diversión y el transporte público en Madrid

Una opción que ha llegado para quedarse es la de los patinetes eléctricos. Los encontrarás aparcados por la calle y los podrás desbloquear (y pagar) por medio de una app. Su precio es más elevado que el de Bicimad, pero es una opción muy popular entre los jóvenes por su componente de diversión. Pero ojo, la última normativa de tráfico obliga a circular por la calzada o por los carriles bici, así que si vas por la acera podrías tener problemas.

Car sharing, una alternativa la transporte público de Madrid

Por último, si vienes de turismo y quieres conducir por ti mismo, tienes la opción de alquilar un coche o, más barato aún, utilizar los vehículos eléctricos de car sharing: te subes, conduces, aparcas y te olvidas de parquímetros. En Madrid funcionan Wible, Zity y ShareNow (antiguo Car2Go).

Algunas pinceladas sobre billetes y precios

Como puedes imaginar, los precios de estos sistemas de transporte son muy variados y dependen de muchos factores, como distancia, número de estaciones, periodo de uso, etc. Además, se actualizan cada cierto tiempo, así que lo mejor que puedes hacer es visitar las páginas oficiales de cada opción, cuyos enlaces hemos añadido en cada apartado.

Pero queríamos mostrarte aquí las opciones más populares entre los turistas (precios a febrero de 2021):

  • Abono turístico de transporte: válido para Metro, EMT (excepto el bus amarillo del aeropuerto) y Cercanías. Se puede comprar por zonas y por días, oscilando así desde 8,40€ para un día en el centro (A) hasta 70,80€ para 7 días por toda la región (zona T)
  • Billete sencillo de Metro, EMT y Cercanías: calcula entre 1,50€ y 2,00€ dependiendo de la distancia recorrida
  • Billete de 10 viajes: uno de los más interesantes, pues puede ser compartido entre varios usuarios. Cuesta 12,20€ y se puede usar en Metro y EMT
  • Bicimad: para usuarios habituales existe una tarjeta anual, pero para turistas se recomienda la tarjeta ocasional, con un precio de 2€ la primera hora y 4€ a partir de la segunda.