¿Qué ver en Toledo?

Aunque se trata de una ciudad relativamente pequeña, hay bastantes cosas que hacer en Toledo. Sobre todo si vienes unos días de vacaciones con ganas de vivir nuevas experiencias para conocer mejor la ciudad y su estilo de vida. Así que con ese objetivo, aquí te presentamos 15 planes, con propuestas para viajeros de muy diferente perfil. ¡Seguro que hay mucho que encaja contigo!

1. Una sesión de artesanía toledana

Como te contamos en la página sobre Compras, la artesanía es una de las actividades más destacadas en la ciudad, al menos en su centro histórico. Por ello, la rescatamos también en este listado de cosas que hacer en Toledo porque puede dar pie a interesantes experiencias. Por ejemplo, la de contemplar cómo un maestro damasquinador incrusta hilos de oro en su puesto de trabajo o un forjador da martillazos al hierro sobre el yunque. Y si te pica el gusanillo de hacerlo tú mismo, hay empresas que organizan talleres para que los participantes puedan golpear ellos mismos el cincel o personalizar la espada, por ejemplo.

2. Un espectáculo en el Teatro de Rojas

El principal espacio escénico de Toledo es el Teatro de Rojas, cuya cartelera acoge shows de todo tipo. Desde obras de teatro hasta actuaciones musicales clásicas o intimistas, pasando por monólogos, espectáculos de danza… y mucho más. Por tanto, si quieres regalarte una noche de ocio cultural sin salir del centro, te sugerimos echar un vistazo a la agenda de este centro.

3. Puy du Fou: un parque temático sobre Toledo

Puy du Fou es una compañía francesa que en su país de origen ha unido los conceptos de ‘historia’ y ‘parque temático’. Y el resultado es un centro de ocio en el que los visitantes pueden divertirse mientras conocen un poco mejor la cultura de tiempos pasados. En España, su gran apuesta ha sido Toledo, desarrollando un recinto donde se puede pasear por poblados de época o disfrutar de espectáculos como ‘El Sueño de Toledo’, un show musical y dramatizado que abarca los periodos y personajes más importantes de la historia toledana. Probablemente, un plan ideal que hacer en Toledo si viajas con niños.

4. Lanzarse en tirolina para cruzar el Tajo...

Fly Toledo se promociona como la tirolina urbana más grande de Europa pero, aunque resulta difícil de comprobar, lo cierto es que esta atracción convence a muchos turistas en cualquier época del año. Está montada junto al Puente de San Martín, de modo que su cable cruza el río Tajo de forma paralela a este histórico monumento. Sin duda, una magnífica experiencia que hacer en Toledo si eres atrevido y no te asustan las alturas.

5. … o subirse a la Barca Pasaje para hacerlo más lento

La tirolina no es el único sistema por cable existente para cruzar el Tajo. Hay otro, mucho más tradicional… y también más lento y esporádico. Hablamos del Barco Pasaje, un sistema que tarda unos dos o tres minutos en cruzar el cauce y que se solía hacer para transportar a los toledanos en la romería de la Virgen del Valle. Pero el Ayuntamiento actual la impulsó recientemente para que esté operativa a diario, de jueves a domingo en primavera y verano. Se toma en el Paseo del Embarcadero, muy cerca de la Casa del Diamantista.

6. Vuelo en globo sobrevolando Toledo

Volar en globo es otro plan que hacer en Toledo si te gustan las experiencias diferentes. Las condiciones no siempre son las propicias, pues se requiere de una meteorología tranquila, tanto en lo que respecta al viento como a la lluvia y la niebla. Así que para disfrutar de un paseo aerostático de este tipo, hay que ponerse en contacto de manera puntual con las empresas que lo organizan. Se despega en campo abierto, a kilómetros de la ciudad, para sobrevolar después el casco histórico y el Tajo. En algunos casos, se ofrece servicio de guía a bordo, para profundizar en las explicaciones sobre la ciudad y el entorno.

7. Senda Ecológica, un paseo entre historia y naturaleza

La Senda Ecológica de Toledo es uno de los paseos favoritos de los toledanos y también de los turistas que viajan con niños, pues su recorrido es muy bonito y sencillo. Recorre unos 5 km, desde la Ronda de Juanelo hasta el Centro Comercial Luz del Tajo. Se trata de una senda perfectamente señalizada y adaptada, que discurre a orillas del río. Además de pasar junto a los puentes históricos de la ciudad, también es una buena forma de ver más de cerca las aguas del este río a su paso por la ciudad, así como la vegetación de ribera.

8. Pasear por otros parques de Toledo

Por supuesto, la Senda Ecológica no es el único espacio verde de la ciudad. Si viajas con niños y te gusta visitar los parques para disfrutar de un rato distendido, otra de las cosas que hacer en Toledo es acudir al Parque de las Tres Culturas, el más grande de la ciudad, al Parque de la Vega junto a la Puerta Nueva de Bisagra o al Parque del Circo Romano, con restos aún en pie de su graderío.

9. Admirar los patios de Toledo, en el Corpus Christi

Aunque hay otras fiestas locales, en especial la de la Virgen del Sagrario el 15 de agosto, la que más engalana la ciudad es probablemente el Corpus Christi, normalmente en junio. En esta fecha no solo tiene lugar la gran procesión desde la catedral, sino también se organiza un calendario de eventos culturales con conciertos, exposiciones y actividades infantiles. Pero para muchos, lo más interesante que hacer en Toledo en el Corpus es visitar sus patios, puesto que los propietarios tienen por costumbre abrir las puertas de sus propiedades de manera excepcional, acogiendo eventos en ellos en algunos casos. 

10. Relajarse en un baño árabe

Al igual que ocurre con Sevilla, el largo pasado musulmán de Toledo ha propiciado el surgimiento de algunos establecimientos turísticos con baños árabes. Estos spas, que en realidad ya estaban presentes en la Toledo romana, siguen el esquema de aguas frías, templadas y cálidas para proporcionar higiene y confort. Por tanto, una manera inmejorable de relajarse tras una jornada intensa de visitas en el centro histórico.

11. Visitar el Museo de la Tortura

En la página sobre Qué ver recogemos los principales museos de la ciudad, es decir, los culturales. Pero hay otros menos convencionales que también pueden ser de tu interés, y por eso los añadimos a esta página sobre qué hacer en Toledo: pequeñas salas privadas acondicionadas para mostrar objetos o piezas de temáticas muy distintas… en algunos casos todo lo contrario a obras de arte. Así ocurre con el Museo de la Tortura, donde se exponen artilugios utilizados en épocas pasadas para someter a herejes, delincuentes y otras personas. Catapultas de torsión, horquillas, cinturones, ‘doncellas de hierro’, sillas de interrogatorios, jaulas…

12. Visitar el Museo de los Templarios

Otro ejemplo de esos ‘otros museos’ es la Exposición Permanente de los Templarios y otras órdenes militares. Se trata de una interesante colección de armaduras, escudos, espadas y otros objetos relacionados con los caballeros guerreros que combatieron el Islam en la Edad Media. En especial, los de la misteriosa y resbaladiza Orden del Temple que, según leyendas que circulan por la ciudad, llegó a establecerse en algún lugar aún indeterminado del barrio de San Miguel.

13. Visitar el Museo Interactivo de la Espada

Cerramos nuestras propuestas de ‘otros museos’ con el Museo Interactivo de la Espada y la Artesanía. Aprovechando que la espada toledana es famosa en el mundo, como te contamos en la sección de Compras, se ha creado una sala de exposición en la que se muestran ejemplos locales y también internacionales de este arma. Algunas son piezas históricas medievales y otras son recreaciones de grandes películas, pero todas son interesantes para los que tienen especial fascinación en este objeto. Además, uno de los grandes reclamos es la experiencia inmersiva por medio de gafas de realidad virtual, que permite al visitante forjar su propia espada.

14.Copa con vistas en el Parador

Como puedes comprobar en las páginas de Madrid, Sevilla y Barcelona, nos encanta tomarnos algo en los llamados ‘skybar’, terrazas de bar situadas en las azoteas de edificios urbanos, a menudo rascacielos. Pero en el centro histórico de Toledo esto es más difícil, con la excepción quizás de la terraza del Hotel Carlos V. Sin embargo, al otro lado del río Tajo, cerca del Mirador del Valle, encontrarás un lugar difícil de igualar: la terraza del Parador Nacional. ¡Sus vistas son de fábula!

15. Una excursión por la provincia

Como puedes suponer después de leer nuestras propuestas de qué ver y qué hacer en Toledo, necesitarás varios días para conocer a fondo la ciudad. Pero si dispones de mucho tiempo o prefieres añadir otras visitas cercanas a tu programa de viaje, también puedes realizar una excursión por la provincia. Las opciones son numerosas, pero entre las más destacadas están Guadamur y su castillo, Consuegra y sus molinos quijotescos, Talavera de la Reina y su cerámica Patrimonio de la Humanidad o Carranque y sus mosaicos romanos.

15 cosas que hacer en Toledo y que pueden servir de interesante complemento a todo lo que te contamos en esta página y en nuestra app (iOS y Android), que es mucho. Consulta antes la disponibilidad de cada propuesta y no te conformes con ‘ver’ la ciudad, sino también con vivirla en primera persona.