¿Qué ver en Sevilla?

Religión, arte, naturaleza, arquitectura contemporánea, ambiente popular, deporte… De todo ello, hay mucho que ver en Sevilla. Y de todo ello hablamos en esta página, donde te mostramos los monumentos más importantes de la ciudad. La mayoría de ellos forman parte, cómo no, de las rutas que puedes descargar en nuestra app (iOS y Android), de uso intuitivo y con explicaciones en vídeo de nuestra guía oficial, Nieves. ¡Déjate impresionar por una de las ciudades más fascinantes de España!

1. La Giralda, el gran símbolo de Sevilla

La Giralda es la torre-campanario de la Catedral de Sevilla, pero representa mucho más para la ciudad y sus habitantes. Es su gran símbolo, su seña de identidad a nivel turístico y religioso. En origen, fue el alminar de la mezquita mayor almohade y su construcción se remonta al siglo XII. De hecho, el estilo exótico que aporta su sebka (decoración de ladrillo en retícula) no es casual, pues está ‘emparentada’ arquitectónicamente con otras dos famosas torres de Marruecos, construidas en el mismo tiempo: la Torre Hassan de Rabat y el minarete de la mezquita de la Koutoubia de Marrakech. En el siglo XVI se añadió el último cuerpo, ya de estilo renacentista. Sobresale del skyline sevillano, pero si quieres un buen lugar para fotografiarla, acude a la Plaza de la Virgen de los Reyes

2. La Catedral, un templo imponente

Aunque en la Catedral de Sevilla sobresale con fuerza la Giralda, te sugerimos reservar una parte de tu tiempo para visitar con calma el resto del templo. Tanto su exterior, por sus magníficas portadas como la del Príncipe, la del Perdón o la de Campanillas, como su interior, que sorprende por su gran tamaño, puesto que se construyó sobre la mencionada mezquita mayor. Capillas, coro y altares de estilo gótico, renacentista y barroco lucen con especial brillo, en algunos casos con sepulcros tan importantes como los de Fernando III el Santo, Alfonso X el Sabio, Pedro I el Cruel o Cristóbal Colón.

3. Otros templos religiosos que ver en Sevilla

Seas o no una persona de fe cristiana, lo cierto es que la religión envuelve algunas de las principales cosas que ver en Sevilla. Así que si te gusta visitar iglesias, aquí corres riesgo de desmayo. Esta es una lista de templos, a cual más bello: parroquia de Omnium Sanctorum, iglesia de San Marcos, iglesia de Santa María la Blanca, iglesia del Salvador, iglesia San Luis de los Franceses, Basílica de la Macarena

4. Real Alcázar: una residencia palaciega muy cinematográfica

A este palacio fortificado se le llama a menudo ‘Reales Alcázares’, pues en realidad es la suma de varios. Su origen se remonta al siglo X, pero sufrió modificaciones y añadidos hasta bien entrado el siglo XVI. Por ello, llama la atención por su mezcla de estilos (predominando el gótico y el mudéjar) y su exotismo, que también aportan sus extraordinarios jardines. Sin duda, un sitio de película… o mejor dicho, de serie, puesto que el Real Alcázar ha adquirido fama mundial gracias a que aquí se grabaron numerosas escenas de Juego de Tronos. ¡Se convirtió en el Reino de Dorne!

5. Archivo General de Indias, el símbolo de una época dorada

En esta página sobre qué ver en Sevilla, colocamos aquí el Archivo General de Indias no por casualidad: junto con el Real Alcázar y la Catedral, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Del siglo XVI en estilo más sobrio, fue la sede de la Lonja y de la Casa de Contratación, en una época en la que esta ciudad era el epicentro del comercio europeo gracias a su navegación hacia/desde América.

6. Plazas y plazuelas con mucho encanto

Como descubrirás en la ruta ‘La Sevilla Imprescindible’ de nuestra app, en el centro histórico de la ciudad hay numerosas plazas y plazuelas, todas ellas llenas de encanto por diferentes motivos. Así que no olvides perderte por ellas y, si estas cansado, detenerte a tomar algo en sus terrazas. ¡Cualquier excusa es buena para ello! Destacan, entre otras, la de Alfaro, la de Santa Cruz, la de los Venerables, la de Doña Elvira, la de Santa Marta, la del Salvador o la de San Francisco.

7. Plaza de España, una plaza imponente

La Plaza de España no tiene el carácter popular de las plazuelas arriba indicadas. Pero tiene una belleza embriagadora que la convierte en la favorita de muchos turistas, así que es sin duda uno de los lugares imprescindibles que ver en Sevilla… aunque en nuestra app la descubrimos en la ruta ‘Sevilla detrás de las Murallas’. Y es que es una construcción relativamente reciente, de comienzos del siglo XX: es el mejor ejemplo de la arquitectura regionalista que marcó la Exposición Iberoamericana de 1929. Y de hecho, sus cerámicas repasan todas las provincias de la España de entonces. Si eres turista nacional, ¡no puede faltar una foto con la tuya!

8. Torre del Oro, el símbolo de otra época de esplendor

Si el Archivo General de Indias es el símbolo de la Sevilla del siglo XVI, la Torre del Oro lo es de la época musulmana, en concreto del periodo almohade, cuando esta ciudad desbancó a Córdoba como la principal ciudad de Al-Andalus. Su función original era defensiva, pero hoy es el Museo Naval de Sevilla.

9. Casa Consistorial: plateresco por delante, neoclásico por detrás

En esta página sobre qué ver en Sevilla, llega el turno de admirar los numerosos palacios y edificios civiles de la ciudad. Uno que te encantará es la Casa Consistorial, sede del Ayuntamiento: una fachada es plateresca (siglo XVI) y otra, neoclásica (siglo XIX). Y ambas, su belleza queda realzada por las plazas a las que se asoman: la Plaza de San Francisco y la Plaza Nueva

10. Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía

Andalucía es la comunidad autónoma más poblada de España. Y su presidente/a es, por tanto, una figura importante en la política nacional. Esta es su sede pero, lo que a ti te interesa como turista, es que se trata de un edificio de enorme belleza: su portada es un buen ejemplo del esplendor que alcanzó el barroco en esta ciudad.

11. Antigua Real Fábrica de Tabacos, hoy Universidad de Sevilla

No muy lejos de San Telmo está la Antigua Real Fábrica de Tabacos, otro edificio imponente del que también hablamos en ‘Sevilla detrás de las murallas’. Su preciosa arquitectura barroca y neoclásica del siglo XVIII bien lo merece. 

12. Otros palacios señoriales, para visitar interiormente

Los anteriores palacios tienen un uso administrativo o educativo, así que visitarlos no siempre es fácil. En cambio, hay otros palacios señoriales ubicados en el centro histórico que sí permiten el acceso a turistas. Dos de esos palacios que ver en Sevilla son el de las Dueñas (‘poético’ lugar de nacimiento de Antonio Machado) y la fascinante Casa de Pilatos.

13. Casas populares, el encanto de lo humilde

Pero la belleza también está en lo humilde, así que en nuestras rutas te invitamos a conocer algún ejemplo de arquitectura popular. Por ejemplo, el Corral del Conde, en el centro histórico, o el Corral Herrera, en el barrio de Triana, bonitos ‘corrales de vecinos’ de la ciudad, donde se desarrollaba la vida en comunidad. Y este último forma parte de nuestra ruta ‘Sevilla detrás de las Murallas’.

14. Triana, un barrio que rebosa arte popular

Y ahora que hablamos de Triana: este es otro lugar que tienes que ver en Sevilla, pues es probablemente el barrio que mejor conserva el encanto popular que siempre ha caracterizado a esta ciudad. Tanto si te tomas algo a orillas del Guadalquivir como si exploras sus plazas, callejuelas, tabernas, iglesias…

15. Alameda de Hércules, el paseo favorito de los sevillanos

Situado en el barrio de la Macarena, se trata de una avenida arbolada muy querida por los sevillanos, pues lleva siendo lugar de paseo desde finales del siglo XVI y, por tanto, pionero en ello. Su nombre deriva de las dos columnas de su entrada, procedentes de un edificio de la antigua Hispalis, es decir, uno de los pocos vestigios romanos aún visibles en el centro. 

16. Parque de Maria Luisa, el bello pulmón verde de la ciudad

Madrid tiene su Retiro, Barcelona su Parc de la Ciutadella y esta ciudad no anda a la zaga en lo que a parque urbano se refiere: sus bellos jardines son otro de los lugares que ver en Sevilla. Y en sus 40 hectáreas encontrarás sombra, muy ‘cotizada’ en verano…

17. Las Setas: la Sevilla más contemporánea

Pese a que rezuma tradición y barroquismo, también hay muchas cosas que ver en Sevilla que están relacionadas con lo contemporáneo. Uno de los monumentos más icónicos son las Setas, o Metropol Parasol, obra del arquitecto Jürgen Mayer en la Plaza de la Encarnación, siendo a la vez un recinto de espectáculos, un mirador y un museo arqueológico.

18. Recuerdos de la Expo 92

Si eres español y ya tienes una edad, recordarás el gran acontecimiento que supuso la Expo del 92, equiparable a los Juegos Olímpicos de ese mismo año en Barcelona. Tuvo lugar en la Isla de la Cartuja y aunque no se ha conservado todo (ni en óptimas condiciones), hay algunos rincones que merece la pena visitar, como la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, que fue el Pabellón de Marruecos.

19. Museo de Bellas Artes, la casa del barroco andaluz

El esplendor económico y social que vivió la ciudad en los siglos XVI y comienzos del XVII se tradujo también en un esplendor artístico, especialmente en pintura y escultura. Así que si te gustan los museos, el de Bellas Artes es el mejor que ver en Sevilla, donde descubrirás la etapa de juventud de Velázquez, algunas obras maestras de Murillo e importantes tallas de Martínez Montañés.

20. Estadios de la ciudad, para vivir la rivalidad Sevilla-Betis

En cambio, si eres más de fútbol, puedes aprovechar tu visita a la ciudad para ‘empaparte’ de una de las rivalidades más importantes del fútbol español: la del Sevilla FC y la del Real Betis Balompié. En ese caso, puedes visitar el estadio Sánchez Pizjuan y el Benito Villamarín, respectivas sedes de ambos clubes, donde se ofrecen ‘tour experiences’.