¿Cómo llegar a Toledo?

¿Quieres saber cómo llegar a Toledo? En esta página te explicamos las principales formas que tienes para viajar a esta ciudad, que se encuentra en el centro de la Península Ibérica y bien conectada con otras ciudades de su entorno, principalmente Madrid. Y eso te facilitará enormemente las cosas.

Cómo llegar a Toledo en avión

La provincia de Toledo no tiene aeropuerto. Sin embargo, el de Madrid-Barajas Adolfo Suárez puede servir de puerta de entrada para viajar a esta ciudad, puesto que desde ese aeropuerto salen autobuses directos hacia Toledo. Los ofrece la compañía Alsa, la más importante del país. La frecuencia de salidas es variable, aunque siempre tendrás uno al día. La duración del trayecto es de 1 hora y 15 minutos aproximadamente, que es el tiempo que se tarda en completar esta ruta de unos 80 km. Por tanto, es una distancia y un plazo más que asumibles. En cualquier caso, te sugerimos consultar la disponibilidad de esta ruta en el momento de viajar, pues la pandemia del coronavirus modificó los horarios y las frecuencias.

Cómo llegar a Toledo en tren

Para muchos, esta es la forma más cómoda de llegar a Toledo. Esta ciudad cuenta con una única estación de tren, en el barrio de Santa Bárbara, y es de tipo terminal: es decir, no se puede utilizar para realizar trasbordos en ella porque solo recibe trenes que finalizan o inician su trayecto aquí. Y la única línea operativa es la que conecta Toledo con Madrid, en concreto, con la estación de Puerta de Atocha. Pero se trata de una línea de Renfe que funciona extraordinariamente bien: es de alta velocidad (AVANT, aunque coloquialmente se le llama AVE de Toledo), con una gran frecuencia de salidas en horas punta. Y lo mejor de todo: cada trayecto dura apenas 35 minutos. El precio del billete está disponible desde los 11€ por trayecto (precio a comienzos de 2021).

 

Por otro lado, aprovechamos para recomendar encarecidamente detenerse unos minutos en la estación de Toledo. ¡Es una de las más bellas de España! Inaugurada en 1919, su construcción tiene un estilo netamente toledano: neomudéjar, con magníficas cerámicas vidriadas y bellos forjados de hierro, con un exterior en aparejo toledano. No es casualidad, por tanto, que fuera declarado Bien de Interés Cultural en su categoría de Monumento. Desde aquí tendrás unos 10 minutos a pie hasta el Puente de Alcántara, muy cerca de las escaleras mecánicas nuevas.

Cómo llegar a Toledo en autobús

El autobús es la otra opción disponible para quienes desean llegar a Toledo en transporte público. Más allá de la mencionada línea que parte desde el aeropuerto de Madrid-Barajas, existe otra (también gestionada por Alsa) que parte de la estación de autobuses de Plaza Elíptica, en Madrid. Su principal ventaja con respecto al tren es que su billete resulta más barato, sin llegar a los 6€ por trayecto (precio a comienzos de 2021). Otro punto a favor es que la estación de autobuses de Toledo se encuentra más cerca del centro histórico que la de tren: apenas 3 minutos a pie hasta las escaleras mecánicas nuevas.


Además de esta línea de autobuses que une Madrid con Toledo, hasta aquí llegan autobuses desde la mayoría de municipios de la provincia, como Talavera de la Reina. Pero también cuenta con otras líneas de mayor recorrido, por ejemplo las que proceden de otras capitales de provincia como Guadalajara o incluso desde otros países como Portugal (Sintra, Cascais). En cualquier caso, te sugerimos de nuevo consultar la disponibilidad de rutas por las posibles discontinuidades en el servicio que ocasionó la pandemia.

Cómo llegar a Toledo en coche

Y si lo que te estás preguntando es cómo llegar a Toledo en coche, aquí te damos unas indicaciones que te vendrá bien conocer.

  • Desde el norte (Madrid): la autovía A-42 es la gran ‘puerta de entrada’ a la ciudad, pues es la que une expresamente Madrid con Toledo. Aunque a la salida de la capital podrías encontrar retenciones en hora punta, en el resto del trayecto no suele haber apenas congestión de tráfico. La extensión total de esta vía no llega a los 80 km
  • Desde el oeste (Talavera de la Reina, Extremadura y Portugal): es otra de las grandes vías de entrada a la ciudad, sobre todo porque la conecta con la otra gran ciudad de la provincia, como es Talavera de la Reina, a través de la A-40 y la A-5. Esta última autovía también será la elegida si vienes desde Extremadura y Portugal, tomando el desvío 76 a la altura de Maqueda para incorporarte a la A-40
  • Desde el sureste (el Levante mediterráneo): si vienes desde el este peninsular, como Valencia, Alicante o Murcia, tu ruta podrá llevarte hasta la CM-42, principal vía de entrada a Toledo desde el sureste (Tomelloso y Alcázar de San Juan)
  • Desde el este (Cuenca): la autovía A-40, que mencionábamos como acceso desde el oeste, tiene otro tramo al este de la ciudad, aunque no están conectados aún. Por el momento solo une Cuenca con Ocaña, de modo que desde esta localidad toledana hasta Toledo es necesario continuar por la N-400. Esta carretera nacional, que discurre por la vega del Tajo, también es la que deberás tomar si vienes desde Aranjuez, una excursión clásica desde Madrid y que muchos viajeros visitan como parada previa a Toledo.
  • Desde el sur (Andalucía): si tu viaje te trae desde Andalucía, tienes dos opciones:
    • Desde Andalucía occidental (Sevilla, Huelva), lo más rápido es tomar la A-66 hasta la A-5, y desde ella acceder a Toledo por el oeste (Talavera y desvío a la A-40)
    • Desde Andalucía central y oriental (Córdoba, Málaga, Jaén): lo más cómodo es tomar la A-4 hasta Madridejos y, desde ahí, la CM-42

Si tienes pensado alquilar un coche, te vendrá bien saber que algunas grandes cadenas tienen oficinas de recogida y entrega en Toledo. Por ejemplo, Europcar y Enterprise junto a la estación de tren, lo cual puede permitir un interesante ‘trasbordo’ para aquellos que llegan de Madrid o ponen rumbo a la capital. 

Y como alternativa por carretera, otra opción que no podíamos olvidar en esta página sobre cómo llegar a Toledo: la del carpooling, que en España funciona con Blablacar: la ruta Madrid-Toledo es relativamente popular, con viajes casi todos los días.